Share

¿por Qué Nativas?

Las flores silvestres hacen mucho más que agregar belleza al paisaje. Ayudan a conservar el agua, reducir los costos de segar, brindar hábitats para las aves, mariposas y otras formas de vida silvestre, proteger la tierra y ahorrar dinero en fertilizantes y pesticidas. También, como decía Lady Bird Johnson, las plantas nativas "nos dan un sentido de dónde estamos en esta gran tierra nuestra".

Pero las plantas nativas de Norteamérica, definidas como las que existían aquí sin intervención humana, están desapareciendo a un ritmo alarmante debido a las actividades humanas, como el desarrollo urbano, la agroindustria y la introducción a una región de plantas invasivas que no son nativas.  La pérdida de comunidades de plantas nativas ha reducido el hábitat silvestre y la diversidad genética necesaria para mantener sistemas equilibrados.

A diferencia de muchas plantas que no son nativas, las plantas nativas son robustas, menos susceptibles a las plagas y a las enfermedades y poco probable que escapen de su espacio y se tornen invasivas. Con plantas nativas seleccionadas cuidadosamente es posible que no se necesite modificar la tierra en absoluto para obtener jardines opulentos. La gran variedad de plantas nativas en cualquier región les da opciones a los jardineros para diseñar todo tipo de jardines. Ya que mantener las plantas nativas requiere menos trabajo, éstas brindan opciones excelentes para paisajes comerciales extensos así como para jardines residenciales.

Desde luego, las plantas nativas tienen otros beneficios. Son una fuente potencial de alimentos y de medicinas tradicionales y nuevas.

Lo invitamos a participar con la "causa especial" de Lady Bird Johnson y ayudar a preservar las flores silvestres y plantas nativas que definen las regiones de nuestra tierra. Una vez que sus flores silvestres estén establecidas, no solo ahorrará tiempo, energía y dinero, sino que además preservará un sentido de identidad del lugar y de la región.