En EspaÑol
Share

Recolección De Agua Pluvial

Click here to read this in English

En muchos lugares, la conservación de agua se está tornando en uno de los problemas ambientales más importantes del siglo 21. Los dueños de propiedades pueden reducir el consumo de agua usando en sus paisajes una bella colección de plantas nativas apropiadas para su región. Otra forma de conservar agua es recolectar el agua de lluvia que recibe. La mayoría de nosotros dependemos de una compañía que nos proporciona nuestro servicio de agua, pero los primeros pioneros usaban creativamente techos y cisternas para recolectar agua de lluvia para sus quehaceres domésticos y su uso agrícola. Con la preocupación en aumento sobre la contaminación del agua y el agotamiento de los recursos acuáticos, ha surgido un renovado interés en la autosuficiencia de recolectar agua de lluvia, una de las fuentes más puras de agua a nuestra disposición.

Como parte de nuestro compromiso con el ambiente, el Lady Bird Johnson Wildflower Center tiene uno de los sistemas más grandes de recolección de agua pluvial en América. El sistema del Wildflower Center utiliza 17,000 pies cuadrados de techo que puede recolectar aproximadamente 10,200 galones de agua por cada pulgada de lluvia. Con base en el promedio de precipitación en Austin de 30 pulgadas por año, el centro puede recolectar 300,000 galones de agua pluvial cada año. Los visitantes disfrutan de los acueductos, cisternas de roca y diferentes aspectos acuáticos que añaden belleza e interés a los jardines y que comprenden el sistema de almacenamiento de 70,000 galones. El agua se usa exclusivamente para nuestras plantas.

El material que se usa más comúnmente en los techos para un sistema de recolección de agua de lluvia es metal porque es suave, duradero y accesible. El área de captación es el mismo metraje cuadrado del plano de su construcción, siempre y cuando todo el techo tenga canalones. Los canalones deben tener mallas protectoras de hojas y las ramas que cuelgan de los árboles se deberán podar. Asegúrese que toda la soldadura sea libre de plomo. Cuando el agua de lluvia se va a usar para consumo, se debe instalar un sistema de lavado de techo que recolecte y deseche la primera captación de agua del techo.

Actualmente se encuentran disponibles en el mercado una variedad de cisternas. Una cisterna se debe situar teniendo en cuenta el acceso vehicular, en un área sombreada cerca del área de captación. Un cimiento robusto es esencial para soportar adecuadamente el peso del agua. Es muy probable que necesite una bomba y un tanque de presión para estimular la presión habitual del agua.

El agua pluvial está libre de la mayor parte de riesgos de calidad del agua y casi no contiene los minerales o sales disueltos que típicamente tapan la plomería y los aparatos. El agua de lluvia tiene un pH ligeramente inferior al neutral y su acidez se puede neutralizar fácilmente. Será conveniente que un laboratorio certificado examine su agua para garantizar que cumpla con las normas para agua potable. Los resultados le ayudarán a determinar si su sistema necesita emplear técnicas de tratado como cribado, asentamiento, filtrado o desinfección.

El diseño de su sistema de recolección de agua pluvial debe considerar cuánta agua va a utilizar. Busque cifras en sus últimos estados de cuenta de agua. Aproveche accesorios de plomería de bajo flujo y prácticas de irrigación inteligente para extender sus inversiones pluviales. Una pulgada de lluvia en un área de captación de un pie cuadrado rinde 0.62 galones. Para calcular cuánta agua pluvial puede captar anualmente, multiplique el metraje cuadrado del área de captación de su techo por 0.62 galones por la precipitación promedio. Si su sistema no es 100 por ciento eficiente para captar la lluvia, deberá tomar esto en cuenta en sus cálculos. Para determinar su asignación diaria, divida esta cifra entre 365 días del año. Cuando exista la posibilidad de condiciones de sequía, reduzca esta cifra a la mitad.

Para dimensionar su sistema, puede determinar el almacenaje y demanda multiplicando el metraje cuadrado del área de captación de su techo por 0.62 galones por la precipitación mensual, después agregue los galones que ya tiene almacenados y reste la demanda mensual.

Típicamente, un sistema de recolección pluvial le costará más que perforar un pozo y el punto de equilibrio puede ser de 15 a 30 años. Sin embargo, el agua de lluvia es históricamente fiable y la calidad es insuperable. Un sistema de recolección de agua pluvial sería un activo para cualquier casa y una inversión saludable para un futuro ecológicamente sustentable.

E-NEWSLETTER | BECOME A MEMBER | DONATE NOW | MEDIA | SITEMAP
© 2014 Lady Bird Johnson Wildflower Center